Take contact: +56 9 90512735

whatsapp
estrategia

Literatura

Artículo principal: Literatura de Chile

Los literatos Gabriela Mistral y Pablo Neruda, ganadores del Premio Nobel.



Chile es un país de poetas,398 según la tradición popular, debido a la importancia que han tenido diversos literatos del género lírico a lo largo de su historia. Ya durante la conquista y colonización de Chile, se destacaron los poemas épicos La Araucana (1569), del español Alonso de Ercilla, y Arauco Domado (1596), de Pedro de Oña, el primer poeta nacido en el país.399 Siglos más tarde descollaron «los cuatro grandes de la poesía chilena»: Vicente Huidobro, Pablo de Rokha y los dos ganadores del premio Nobel Gabriela Mistral (1945),400 la primera latinoamericana galardonada con el Nobel de Literatura,401 y Pablo Neruda (1971),402 considerado uno de los veintiséis autores centrales del canon de la literatura occidental de todos los tiempos.403 Otros poetas destacados son Enrique Lihn, Jorge Teillier y los ganadores del premio Miguel de Cervantes Gonzalo Rojas (2003)404 y Nicanor Parra (2011).404



En el género narrativo, han resaltado Isabel Allende, considerada la escritora en lengua española más leída del mundo;405 Alberto Blest Gana, Roberto Bolaño,406 Francisco Coloane, José Donoso, cuya novela El obsceno pájaro de la noche es una de las obras esenciales del canon de la literatura occidental del siglo XX;407 Jorge Edwards, ganador del premio Miguel de Cervantes (1999);404 Marcela Paz, conocida por su personaje Papelucho; Manuel Rojas y Luis Sepúlveda.



En el género dramático, han sobresalido Isidora Aguirre,408 Juan Rafael Allende, Luis Alberto Heiremans, Juan Radrigán Rojas, Alejandro Sieveking, Sergio Vodanović y Egon Wolff, entre otros. En la historia del teatro chileno de la segunda mitad del siglo XX, marcaron hitos La pérgola de las flores (1960), la primera obra musical chilena en conseguir éxito en el extranjero;409 La negra Ester (1988), la obra más vista en la historia del teatro de Chile;410 y La muerte y la doncella (1990), la obra chilena más representada internacionalmente.411



Los aportes más significativos en filosofía se manifestaron a partir de la segunda mitad del siglo XX. Con el arribo de los filósofos chilenos que estudiaron en Europa, se asientan en el país las ideas revolucionarias y reformistas propias de la época, muchas de las cuales lograron materializarse en publicaciones que inspiraron a jóvenes políticos de entonces. Entre los filósofos más destacados figuran Jorge Millas, Jorge Eduardo Rivera, Roberto Torretti y su esposa, Carla Cordua.412

Véase también: Premio Nacional de Literatura de Chile

Música

Artículo principal: Música de Chile

Un folclorista canta una cueca.



La música folclórica de Chile se caracteriza por la mezcla de sonidos tradicionales indígenas con aquellos traídos desde España. La cueca, danza nacional desde 1979,413 es un buen ejemplo de ello: tiene características propias dependiendo de la zona del país en que se representa.



El folclore más tradicional ha sido ejecutado a través del tiempo por diversos artistas y conjuntos,414 como Margot Loyola,n 25 Nicanor Molinare y Los Huasos Quincheros.n 25 Desde principios de los años 1960, con el llamado Neofolklore,415 y sobre todo durante los años 1970, con la llamada Nueva Canción Chilena,416 se produjo un resurgimiento de la música de raíz folclórica, con artistas que investigaron los orígenes musicales del país y compusieron e interpretaron sus propios temas inspirados en estas investigaciones. De este movimiento destacan músicos como Víctor Jara, Patricio Manns,n 25 Violeta Parra y grupos como Illapu, Inti-Illimani, Los Jaivasn 25 y Quilapayún. También han cultivado y difundido el acervo musical chileno distintos grupos de danza, como el Ballet Folclórico Nacional (1965)417 y el Bafochi (1987).418

El pianista Claudio Arrau.



En los años 1980, se consolidaron grupos de tendencia jazz fusión con fuerte influencia latinoamericana, tales como Congreso y Fulano, lo que años después pasó a llamarse fusión latinoamericana.419 Por otro lado, la influencia de sonidos de origen anglosajón más masivos, como el pop420 421 y el rock,422 ha permitido la formación de grupos como Los Prisioneros, Los Tres, La Ley, Lucybell, Chancho en Piedra, Joe Vasconcellos y Los Bunkers, entre otros. Otros importantes representantes de la música popular de origen latinoamericano han sido Lucho Gatica,n 25 Antonio Prieton 25 o Los Ángeles Negrosn 25 en cuanto a boleros,423 Myriam Hernández en la balada,424 y La Sonora de Tommy Rey en la cumbia,425 por ejemplo.



Asimismo, Chile ha contado con compositores e intérpretes de diversas ramas de la música docta, como los músicos Pedro Humberto Allende, Domingo Santa Cruz, Enrique Soro y Alfonso Leng; los pianistas Claudio Arrau, considerado uno de los más destacados de la historia,426 Rosita Renard427 y Alfredo Perl; y el tenor Ramón Vinay, entre otros.



Desde 1987, la SCD ha estado dedicada a registrar la propiedad intelectual de cada obra y su autor. Además de recaudar los derechos generados a través de los medios de comunicación nacionales, se preocupa de difundir y promover el desarrollo de la música chilena. Otras de sus labores son la formación de nuevos músicos y la previsión en materias sociales y de salud de sus socios.428



En este ámbito, sobresale el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, que se ha llevado a cabo desde 1960,429 considerado el mayor y más conocido certamen musical de América Latina y el principal del continente americano.430 431 432

Véanse también: Anexo:Instrumentos musicales mapuches e Instrumentos musicales pascuenses.

Artes visuales

Pintura

Artículo principal: Pintura de Chile



Los inicios de la pintura chilena se encuentran en los objetos rituales y las telas de los pueblos indígenas, particularmente aquellos de los pueblos atacameño, diaguita y mapuche.433 434

Three Figures, de Roberto Matta, 1958.

La fundación de Santiago, de Pedro Lira, 1898.



Durante la conquista española, el arte se convirtió en una mezcla entre lo nativo y lo europeo, formando el llamado arte colonial, principalmente desarrollado por los jesuitas instalados en el país en ese periodo.433 435



A inicios del siglo XIX, llegaron a Chile los «pintores viajeros», también llamados «precursores de la pintura chilena»,433 un grupo de artistas donde descollaron José Gil de Castro, Claudio Gay, Raymond Monvoisin y Mauricio Rugendas.436 Con este grupo, la sociedad chilena aceptó e impulsó el nuevo arte europeo, instalándose sucesivamente los gustos por la pintura italiana, española y francesa.



Un hito en la historia pictórica de Chile fue la creación en 1849 de la Academia de Pintura,433 437 donde se formaron los cuatro «grandes maestros de la pintura chilena»: Juan Francisco González, Pedro Lira, Alberto Valenzuela Llanos y Alfredo Valenzuela Puelma.438



Los seguidores de los grandes maestros fueron los encargados de guiar el nuevo arte nacional y conformar los primeros grupos artísticos chilenos, como la «generación del 13», también llamada «generación del centenario» u ocasionalmente «generación trágica», contemporánea a la creación del Museo Nacional de Bellas Artes y liderada por Fernando Álvarez de Sotomayor,433 439 el «grupo Montparnasse», liderado por Camilo Mori,440 y, más tardíamente, la «generación de los ochenta».441



Entre los artistas contemporáneos chilenos más reconocidos, tanto en Chile como en el extranjero, están el considerado «último surrealista» Roberto Matta442 y el hiperrealista Claudio Bravo, el más destacado de los últimos años.443

Escultura

Monumento al roto chileno, de Virginio Arias.



Luego de la consolidación de la república, se abandonó el fuerte influjo religioso de la Colonia en el arte y se optó por una vinculación con los valores propios del patriotismo, aunque paradójicamente el país debió recurrir a artistas extranjeros para consolidar sus ideales nacionalistas ante la ausencia de artistas chilenos destacados.444



El primer monumento que llegó al Chile independiente fue una escultura de estilo romántico que representa a la diosa Minerva entregando la libertad a América, simbolizada por un indígena, comprada por el diplomático Javier Pérez Rosales al escultor italiano Francisco Orsolino. Fue inaugurada en 1836 y ubicada en la Plaza de Armas de Santiago.444



En 1850 se creó un curso de arquitectura, bajo la dirección del francés Brunet Debaines, y en 1854 se fundó la Escuela de Escultura, dirigida por el escultor francés Augusto François. La Escuela fue traspasada en 1859 a la Universidad de Chile, donde fue anexada a la Escuela de Pintura. Entre los primeros escultores que se formaron allí destacan José Miguel Blanco y Nicanor Plaza, cuyos estilos conjugan la línea neoclásica del maestro Augusto François y el realismo francés del siglo XIX. Otros escultores destacados han sido Virginio Arias, autor del Monumento al roto chileno, Simón González, autor de El niño taimado, Rebeca Matte, creadora de Horacio y El eco, y Mario Irarrázabal, creador de la Mano del desierto.444

Fotografía



En 1845 el primer daguerrotipista chileno, José Dolores Fuenzalida, inauguró su estudio en Valparaíso y luego otro en Santiago. Ambas ciudades concentraron los inicios de la fotografía nacional.445



En 1861 se comenzaron a utilizar imágenes fotográficas en impresos, como en el libro La Provincia de Valdivia y Los Araucanos, de Paul Treutler. Con la disminución de los gastos asociados a la labor fotográfica, a comienzos del siglo XX cada vez más personas fueron atraídas para ejercer este oficio. Aparecieron nuevos géneros, aumentó la demanda por vistas de paisajes —como las que capturó Félix Leblanc en su álbum de vistas de Valparaíso— y la atracción por retratar costumbres sociales y escenas urbanas sirvió como precedente de una fotografía de corte documental. Del mismo modo, se publicaron innovaciones técnicas como la fotografía estereoscópica y el autocromo, entre otras.446



Entre los fotógrafos chilenos, sobresalen Paz Errázuriz y Sergio Larraín.

Historieta

Artículo principal: Historieta en Chile

Condorito, considerado el personaje más conocido de la historieta chilena.



Los inicios de la historieta en Chile se remontan a los años 1850. Su precursor fue Antonio Smith, quien en El Correo Literario satirizó a los miembros del gobierno conservador.447 n 26 En cambio, Pedro Subercaseaux prefirió la crítica costumbrista448 449 y bajo el seudónimo Lustig creó en 1906 a Federico Von Pilsener,450 considerado el primer personaje del cómic chileno.451



Numerosas revistas se sucedieron, como El Peneca y Topaze,452 así como las historietas Don Fausto, Pobre Diablo y Pulgarcito, aunque el logro más notable y duradero del cómic chileno se obtuvo en 1949, cuando la revista Okey publicó el personaje Condorito, creado por René Ríos, que se ha convertido en un símbolo nacional.453 Otros cómics importantes fueron El siniestro Doctor Mortis y las revistas Barrabases,454 la primera historieta deportiva infantil de la historia,455 creada por Guido Vallejos, y Mampato de Themo Lobos.456



La llegada al poder de la Unidad Popular en 1970 politizó nuevamente los cómics nacionales.457 En los años 1980, se fortalecieron los cómics de humor y la historieta nacional revivió con la edición de Cucalón, revista creada por Themo Lobos.456 También se publicaron cómics para un público más maduro, como Ácido, Bandido y Trauko. En esa época, destacó Claudio Galleguillos, Clamton.458 En los años 1990, la historieta se volvió más violenta y explícita, lo que la distanció del público hasta la llegada del nuevo milenio, al publicarse las «novelas gráficas», historias donde priman la narrativa y los guiones.459



El historietista Hernán Vidal, Hervi, recibió el premio La Catrina al «mejor humorista gráfico de Latinoamérica» en 2012.460

Identidad y tradiciones

Artículos principales: Chilenidad y Folclore de Chile.

Bailarines en la Fiesta de La Tirana, principal celebración religiosa del norte del país.

Cinta mapuche tejida con el clásico diseño del guemil.

Bailarinas de Isla de Pascua.

«Monumento al ovejero», Punta Arenas.



Debido a las disímiles características geográficas de Chile, las expresiones culturales varían notoriamente en diferentes zonas del país.



La zona norte se caracteriza por diversas manifestaciones culturales que combinan la influencia de los pueblos indígenas andinos con la de los conquistadores hispanos, a las que se suma la importancia de las festividades y tradiciones religiosas, destacándose las diabladas y la Fiesta de La Tirana.461



La zona central se identifica principalmente con las tradiciones rurales del campo chileno y la denominada cultura huasa, que se extiende entre las regiones de Coquimbo y del Biobío, mayoritariamente. Como en esta región geográfica se concentra la mayor parte de la población chilena, se considera tradicionalmente la principal identidad cultural del país y se exterioriza a mediados de septiembre, durante la celebración de Fiestas Patrias.



En la zona sur, la cultura mapuche y las tradiciones de la hacienda dominan en La Araucanía, mientras que la influencia alemana es preponderante en las cercanías de Valdivia, Osorno y Llanquihue.297 298 Por otro lado, en el archipiélago de Chiloé se generó una cultura con su propia mitología, originada por el sincretismo de las creencias indígena y española.



La zona austral ha generado una identidad propia influenciada por los inmigrantes, tanto de Chiloé y del centro del país como de la ex-Yugoslavia, y que en Magallanes se caracteriza por un marcado regionalismo.462 463 464



La identidad cultural de la isla de Pascua es única debido al desarrollo de una cultura polinésica completamente aislada por varios siglos.74 75

Véase también: Roto chileno

Patrimonio cultural

Artículos principales: Cultura de Chile y Anexo:Patrimonio de la Humanidad en Chile.



El patrimonio cultural de Chile está formado, en primer lugar, por su patrimonio inmaterial, compuesto de distintas manifestaciones culturales —como arte, artesanía, bailes, costumbres, festividades, gastronomía, juegos, música y tradiciones—, y, en segundo lugar, por su patrimonio material, constituido por aquellos edificios, objetos y sitios de carácter arqueológico, arquitectónico, artesanal, artístico, etnográfico, folclórico, histórico, religioso o tecnológico dispersos por el territorio chileno.



En Chile se encuentran seis bienes de interés cultural declarados patrimonio de la Humanidad —de acuerdo a lo estipulado en la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de la Unesco de 1972, ratificada por Chile en 1980—:465 el parque nacional Rapa Nui (1995), las iglesias de Chiloé (2000), el barrio histórico de la ciudad portuaria de Valparaíso (2003), las oficinas salitreras de Humberstone y Santa Laura (2005), la ciudad minera de Sewell (2006) y el Qhapaq Ñan, «camino del inca»n 27 (2014).466 Asimismo, Chile posee un bien declarado patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad: el baile chino (2014).467



En 1999 se instauró el Día del Patrimonio468 469 como una forma de reconocer la herencia arquitectónica, cultural e histórica de Chile.

Véanse también: Monumentos nacionales de Chile y Museos de Chile.

Emblemas nacionales



Chile posee una serie de emblemas nacionales definidos por ley.

Banderas chilenas flameando.



El decreto 1534 de 1967 del Ministerio del Interior determinó los emblemas nacionales del país y reglamentó su uso, refundiendo y sistematizando diversas normas legales y reglamentarias sobre la materia.470 Su artículo 1.º establecía que los emblemas nacionales eran «el Escudo de Armas de la República, la Bandera Nacional, la Escarapela o Cucarda y el Estandarte Presidencial o Bandera Nacional Presidencial». Además, este mismo artículo ratificó la oficialización de la inclusión en el escudo nacional del lema «Por la razón o la fuerza» hecha por el decreto 2271 de 1920 del Ministerio de Guerra y Marina.471



Posteriormente, la Constitución Política de la República de Chile de 1980 estableció en su artículo 2.º que «son emblemas nacionales la bandera nacional, el escudo de armas de la República y el himno nacional»,27 mientras que en su artículo 22.º señaló que «todo habitante de la República debe respeto a Chile y a sus emblemas nacionales».27 Por su parte, la Ley de Seguridad del Estado —decreto 890 de 1975 del Ministerio del Interior— dispuso en su artículo 6.º que «cometen delito contra el orden público [...] b) Los que ultrajaren públicamente la bandera, el escudo o el nombre de la patria».472



Asimismo, se han oficializado otros símbolos nacionales mediante decretos. El copihue ha sido la flor nacional desde el 24 de febrero de 1977264 y la cueca, la danza nacional desde el 6 de noviembre de 1979.413 El lapislázuli, una gema extraída en el norte de Chile, fue declarado piedra nacional el 23 de noviembre de 1984;473 474 la combarbalita, una roca ornamental semipreciosa que es abundante en la zona de Combarbalá, también fue declarada como tal el 22 de noviembre de 1993.475 Por otro lado, mediante oficio, al rodeo chileno se lo ha considerado deporte nacional desde el 10 de enero de 1962;476 el 4 de octubre de 2014, la rayuela fue reconocida como deporte nacional y como «símbolo cultural y patrimonial de la Nación».477



Contra la creencia popular, aunque el cóndor andino y el huemul están presentes en el escudo de Chile, ni ellos ni la araucaria han sido determinados como emblemas nacionales por ley; sin embargo, todos ellos han sido decretados monumentos naturales.262 268

Véase también: Anexo:Banderas de Chile

Gastronomía

Artículo principal: Gastronomía de Chile

Botella de Cabernet Sauvignon.

Marraqueta, tipo de pan tradicional.



La gastronomía chilena surgió de la mezcla entre la alimentación de los pueblos indígenas con la gastronomía colonial española y algunas influencias europeas.478 Los principales ingredientes en la cocina tradicional chilena corresponden a alimentos propios de la zona —como el maíz, la papa y el tomate, entre otros— y a productos inicialmente traídos por los españoles —como el trigo y las carnes de cerdo, pollo, vacuno y cordero; esta última sobre todo en la zona austral del país—. El consumo de alimentos marinos es importante en las zonas costeras.



Los platos más tradicionales de la cocina chilena son el ajiaco, los anticuchos, los asados, la calapurca, el cancato, la carbonada, la cazuela, el chapalele, el charquicán, el curanto, las empanadas de pino, las humitas, el milcao, la paila marina, la pantruca, el pastel de choclo, el pastel de papa, los porotos granados, el pulmay y el tomaticán, entre otros.478 479 Algunos postres tradicionales son los alfajores, el manjar480 481 482 483 y el mote con huesillos.



El vino chileno es la principal bebida alcohólica,484 principalmente en sus cepas Cabernet Sauvignon, Carménère y Merlot entre los vinos tintos, y Chardonnay y Sauvignon Blanc entre los blancos.485 Otras bebidas tradicionales son la chicha y el pisco chileno.486

Véase también: Las once

Deporte

Artículo principal: Deporte en Chile

El rodeo es un deporte nacional, originado en las zonas rurales del centro del país en la época colonial.



Los inicios del deporte chileno se encuentran en el palín y el linao, deportes jugados por el pueblo mapuche,487 similares al hockey y al rugby, respectivamente. En las zonas campesinas, el rodeo chileno es el principal deporte tradicional practicado y se lo ha considerado deporte nacional desde 1962.476 En 2014 la rayuela también fue reconocida como deporte nacional.477



Chile tiene una historia olímpica de 119 años.488 Luis Subercaseaux concurrió a los Juegos Olímpicos de Atenas 1896,489 490 491 convirtiéndose así en el único iberoamericano en participar en las primeras olimpiadas de la Era Moderna.492 493 494 En Atenas 2004, el país alcanzó su primera medalla de oro luego de que los tenistas Fernando González y Nicolás Massú ganaran la competencia de dobles. En total, Chile ha logrado trece medallas: dos de oro, siete de plata y cuatro de bronce.495 496 497

Estadio Nacional, sede de la Roja.



A fines del siglo XIX, los inmigrantes británicos trajeron al país el fútbol,498 que se popularizó rápidamente convirtiéndose en el principal deporte del país tras su profesionalización y la creación de la Primera División en 1933. El seleccionado nacional ha participado en la fase final de la Copa Mundial de Fútbol en nueve ocasiones, siendo su máximo logro el tercer lugar cuando fue local en 1962,499 118 mientras que, a nivel regional, obtuvo la Copa América en 2015.499 Los clubes chilenos han alzado trofeos internacionales en seis ocasiones: Colo-Colo se adjudicó tanto la Copa Libertadores como la Copa Interamericana en 1991,500 501 y la Recopa Sudamericana en 1992;502 Universidad Católica, la Copa Interamericana en 1993;501 Universidad de Chile, la Copa Sudamericana en 2011;503 mientras que, en la categoría femenina, Colo-Colo ganó la Copa Libertadores en 2012.504



El tenis es por sus logros el deporte más exitoso del país. En 1937 Anita Lizana ganó el Abierto de Estados Unidos,505 y la prensa especializada la posicionó número 1 de la clasificación femenina,506 siendo la primera iberoamericana en lograrlo. En 1956 Luis Ayala triunfó en dobles mixto en el Torneo de Roland Garros. En 1976 Chile se convirtió en el primer país en Sudamérica y el segundo en América Latinan 28 en jugar la final de la Copa Davis.507 En 1998 Marcelo Ríos fue el primer iberoamericano en alcanzar el número 1 de la clasificación ATP.508 En 2001 Guillermo Hormazábal, Jorge Aguilar y Carlos Ríos ganaron la Copa Davis Junior.509 En 2003 y 2004 Fernando González y Nicolás Massú lograron la Copa Mundial por Equipos.510 En 2010 Christian Garín, Bastián Malla y Sebastián Santibáñez obtuvieron la Copa Mundial de Tenis Junior.511



En equitación destacaron Eduardo Yáñez y Alberto Larraguibel, quien junto con su caballo Huaso logró en 1949 el récord mundial en salto alto,512 uno de los más antiguos sin haber sido batido.513 En polo Chile se ha adjudicado los campeonatos mundiales de 2008514 y 2015.515 En hípica sobresalió José Santos.516



En gimnasia artística resalta Tomás González, el primer chileno en obtener medallas tanto en Juegos Panamericanos517 518 como en Copas Mundiales,519 considerado el mejor deportista de alto rendimiento del país.520



En hockey sobre patines las ciudades de Santiago y Talcahuano fueron sedes del Campeonato mundial masculino «A» en 1962 y 1980, respectivamente.521 Santiago también fue sede del Campeonato mundial femenino en 2006, cuando Chile obtuvo el título.522



En velerismo sobresale Alberto González, el deportista chileno con mayor cantidad de medallas panamericanas523 —seis preseas en total: 3 de oro, 2 de plata y 1 de bronce—524 y poseedor de siete títulos en campeonatos mundiales.525 Dentro del esquí acuático, destaca Felipe Miranda, quien fue campeón mundial de la modalidad combinada en 2013.526 En natación resaltan Víctor Contreras, quien registró un récord mundial al cruzar el estrecho de Gibraltar en 1981,527 y Kristel Köbrich, quien ha sido tricampeona panamericana en 800 y 1500 m libres. En remo Chile obtuvo el campeonato mundial de una categoría en 2002.



En motociclismo destacan los campeonatos mundiales de Carlo de Gavardo en 2004 y 2005 y de Francisco López en 2006 en la disciplina de rally raid 450 cc. Ambos alcanzaron el tercer lugar en el rally Dakar, el más famoso del mundo, que se ha organizado en Chile desde 2009. En 2014 Ignacio Casale ganó dicha competencia en la disciplina de cuadriciclos.528 En ciclismo acrobático sobresale Francisco Zurita, campeón mundial de BMX.529 En boxeo Arturo Godoy peleó dos veces el título mundial ante Joe Louis, considerado uno de los mejores pugilistas de la historia, mientras que Martín Vargas fue el chileno que disputó en más ocasiones la corona mundial.530 En golf destacó Nicole Perrot, ganadora del United States Girls' Junior Golf Championship 2001 y finalista del U.S. Women's Amateur Championship ese mismo año.531



En ajedrez resaltan los grandes maestros internacionales Iván Morovic, Rodrigo Vásquez, Javier Campos y Mauricio Flores.532 533 El básquetbol se disputa principalmente a nivel universitario en la zona sur del país, mientras que, a nivel internacional, la selección chilena masculina alcanzó el tercer lugar del Campeonato Mundial de Baloncesto en la primera edición de 1950 y en la tercera versión de 1959, cuando fue local.534



Chile posee dieciocho centros de esquí a lo largo de la cordillera de los Andes,535 como Portillo, en cuyas instalaciones se celebró el Campeonato Mundial de Esquí Alpino de 1966, el único realizado en el hemisferio sur.536

Véanse también: Chile en los Juegos Olímpicos, Chile en los Juegos Panamericanos, Chile en los Juegos Sudamericanos y Medallistas chilenos de los Juegos Olímpicos.

Back